T-E-A-M-O…

… con cada una de sus letras. 

Y es un problema, muy muy grande porque aquí estoy. Mientras me quieras en tu vida no voy a dejar de preocuparme por ti, de ser la pesada que te fríe a mensajes cuando haces la bomba de humo, ni dejar de pensarte cada día al despertar, al acostarme y entre horas aún más. 

Que me importas como para enfadarme y no guardármelo, sin miedo a cagarla, con las ganas de mejorar y mejorar.

Que el tiempo pasa y no hace más que sumar, que la distancia es una palabra y el fracaso para quienes no lo intentaron.

Tener este tiempo de conocernos que ya pocos tienen, afortunada de poder hablar y hablar horas contigo sin cansarme. De sólo mirarte, en silencio, y no sentir que tengo que hablar por hablar.

Orgullosa de ti, de como eres y sólo pensar en la suerte de coincidir en el momento exacto y lugar exacto.

Te quejas, me dices que también te gusta escuchar cosas bonitas. Aquí las tienes. No te las puedo decir, no así. Me da la emoción mientras escribo y cuando te las quiero decir en voz alta se me corta la voz. Cuando estés a mi lado; pronto, muy pronto, te las diré una a una cada día y te las demostraré segundo a segundo.

Y sí me preguntas en cómo me veo en unos años sólo sé que es mirar y verte a mi lado.

Sin quererlo estás hecho a  la medida

Anuncios